Alfonso extraña

En el arte de extrañar Alfonso es es el mejor capacitado, un especialista en la inefable tarea de extrañar amores imposibles. Su técnica es efectiva por lo simple y contundente. Primero siente un nudo en la garganta, un nudo de esos que sostienen las anclas de los barcos, de esos barcos que suelen llevarse recuerdos, y regresar con esperanzas.
Luego, Alfonso agranda el pecho, lo hincha como si fuera un globo, de esos globos que suelen escaparse de las manos de los niños, de los que revientan lejos en la inmensidad del cielo, absolutamente solos.
Por último, y recién entonces ocurre el extrañamiento genuino y verdadero que sólo lo padecen los que aman lo inalcanzable. Todo el cuerpo se le inflama y es como si tuviera un mar dentro, un mar de olas embravecidas por el viento, un viento que hunde barcos y arrastra globos. Y es tan inmenso ese mar que corre dentro de Alfonso que de a ratos se le filtran gotitas de agua de mar por la comisura de los ojos.
del libro inédito "Alfonso ama a Josefina"

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA EMPANADA

En legítima defensa

EL JUEGO DE LAS 10 REGLAS