Boca de urna

Introdujo el sobre en la ranura y sintió el filo punzante de unos dientes que le cercenaban dos dedos. Hay que seguir dijo el presidente de mesa y nadie se atrevió a contradecirlo. Pasan las horas y la seguimos alimentando. Le da lo mismo que los sobres contengan boletas azules amarillas o rojas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA EMPANADA

En legítima defensa