Microensayo acerca de la tangibilidad del tiempo y su impacto en la física del cuerpo humano

El tiempo es algo tangible. A diferencia de lo que la mayoría cree el tiempo no pasa, no transcurre aséptico. El tiempo se puede tocar, ver y sentir de manera inequívoca. Ocupa espacio en cada existencia desde el momento mismo de la concepción. Entonces nos invade y se apodera lenta pero indefectiblemente de nuestro ser. El tiempo universal cual forma de vida parasitaria se nos mete en nuestro cuerpo, en nuestra piel, en nuestra sangre, en nuestra carne. Y entonces, llegado el momento pasa lo inexorable, nos crece la panza. He allí la mejor evidencia de su tangibilidad.

Comentarios

  1. Es tan evidente que no sé como los científicos aún lo ignoran. Me encantó este micro!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luz, por leer y comentar. Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

LA EMPANADA

En legítima defensa