Costillas

La biblia dice que de la costilla de Adán Dios hizo a la primera mujer. Sin embargo, nada dice de los hermanos de Adán, un rebaño de ciento veinte mil Adanes. A ellos, el creador también les quitó las costillas (y en algunos casos una pierna, un brazo y el esternón) sin embargo, por impericia, o falta de imaginación no logró hacer nada que valiera la pena. Así que generalmente las costillas terminaban en excelentes asados que todos los domingos el todopoderoso devoraba en compañía de las siempre festivas bestias del Edén. Con el último Adán se acabaron los asados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA EMPANADA

En legítima defensa