Julieta sostiene el revólver con la mano izquierda

Es una oración bimembre, es decir de dos miembros. Aunque sólo se refiere a Julieta, nada dice de Romeo que está de pie en la otra punta de la habitación. El sujeto expreso simple, ahora, es Julieta que para ser más preciso debería decirse sujeta atendiendo a que Juan Carlos quedó muerto en su pasado, en la provincia, aunque en su documento todavía figure Juan Carlos ella ahora es Julieta, a secas, sin apellido, sin pasado, puro presente. Julieta es entonces “la sujeta”, aunque sujeta no está porque se desató los nudos ella solita, y ahora se expresa como a ella le gusta expresarse, así, con un arma en la mano. Es sencilla pero para nada simple porque su vida nunca fue simple y lleva grabada la complejidad en la piel junto a una maraña de tatuajes que ocultan cicatrices. El núcleo verbal de la oración es "sostiene", y sostiene con fuerza porque Julieta sabe sostener y sostenerse frente a todo y a todos. Sostener es la acción principal del momento aunque lo viene siendo desde que se metió con Romeo y se enamoró de él aunque sabía que era un amor imposible, o acaso sólo equivocado por su acostumbrado descuido en el arte de amar. "El revólver" es el objeto directo, y Julieta fue directo a él. Lo vio sobre la mesa y se abalanzó sobre él. Era un objeto digno de sostener y ahora el objeto la sostiene a ella de pie con la mirada puesta en los ojos cobardes de Romeo. "Con la mano izquierda", es un circunstancial de instrumento porque Julieta es diestra pero la circunstancia del sopapo de Romeo que la hizo rodar por las escaleras hizo que se quebrara la mano derecha y tuviera que cambiar de instrumento para sostener al objeto que otra vez, le cambiará el rumbo a su destino. El análisis sintáctico de esta oración bimembre no explica este drama amoroso, no nos dice si Julieta logrará darle en la cabeza a Romeo o fallará el disparo. Tampoco dice qué hará Julieta esta vez si asesina a Romeo. Sólo tenemos esta oración suelta, acaso es parte de un texto aún no escrito, por ahora es apenas una plegaria, que flota en el aire, en una estela de humo, del caño de un revólver que ahora, dispara.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA EMPANADA

En legítima defensa